10/12/17

¿QUE ES EL TURISMO? 

 Está resultando muy fácil para la gente decir: -“Yo soy turista”. - “Yo trabajo en turismo”.- “Atender a la gente es fácil”… solo hay que tener “malicia indígena” y ser educado”… y muchas cosas así he escuchado últimamente. 

Lo que siempre comento cuando estoy en una reunión así es: Amigos, todo esto es muy sencillo, pregunto: ¿Puede un abogado operar del corazón?... ¿Puede un médico defender a un reo? … ¿Puede un mecánico automotriz hacer un buen mueble? … ¿Puede un Ingeniero cocinar una buena Paella?... Claro que si, en algunos de estos casos las personas lo hacen porque el ser humano fue dotado de inteligencian y sentido común, razonamiento y capacidad de aprender. 

Pero si estudió Derecho, ¿Qué sabe de Hotelería? … ¿Si estudió Mercadeo, que sabe de Biología?... Si estudió medicina, que sabe de administrar una cocina? 

Que se puede…claro que se puede, como dijo un gran filósofo alemán: “No hay nada que el ser humano se proponga a hacer, que no sea capaz de hacerlo” Claro que sí!!! 

Pero… entonces para que estudiamos Hotelería y Turismo en la universidad o en un Institución especializada si llegamos a un hotel y encontramos… un abogado… un médico… un contador…un ingeniero… “dizque” administrando el hotel… y seguramente llegó allí por recomendación y por influencias. 

Y mientras tanto los que estudiaron y los que saben de turismo desde hace años, tienen que dedicarse a otra cosa porque en el medio no hay oportunidad para ellos. 

Que contrasentido no? Siii… mis amigos cualquiera puede estudiar las “estrategias de servicio al cliente”, hay entidades que enseñan mercadeo y servicio al cliente en forma técnica y eficiente, con calidad, pero hay que tener aptitudes para ello. 

La aptitud es lo que se perfecciona y se aprenden un instituto de esos tan especializados, pero si no se tiene adentro el “gusanito del servicio” y la a
ctitud, voluntad y la capacidad de servir a los demás, de nada le sirve estudiar en la mejor universidad y estar en el mejor cargo. ¿Cuántas veces los que no están nombrados o no desempeñan “cargos”, son mejores que los nombrados? 

El servicio es algo que se lleva adentro y quienes estamos en este sector sabemos que la hotelería y el turismo es cuestión de detalles; servicio eficiente y desinteresado hacia el turista, huésped, cliente o quien lo solicita, porque es preciso atender bien sus necesidades. Así como el médico cura, el abogado… defiende, el ingeniero construye, el arquitecto diseña y el mecánico arregla, etc. 

El turismo es tan respetable y serio como cualquier profesión, entonces ¿porque la irrespetan los “extraños” haciendo cosas indebidas? Porque no saben de turismo y les queda muy fácil improvisar y decir…” yo trabajo en turismo… yo soy turista… yo he viajado mucho y eso me da autoridad para criticar”. 

Amigos míos, hay muchachos y personas que yo conozco que se matan estudiando, trabajando, sirviendo al turista, para luego “estrellarse” con el medio porque encuentran personas que se creen “muy autorizados” porque heredaron una agencia de viajes, un hotel, o un negocio de turismo y no respetan a quienes si saben, han estudiado y se desempeñan, -sea recientemente o sea hace años-, en el turismo. 

El Turismo, - “La industria sin chimeneas”- , ha salvado países, ha sacado regiones de la pobreza y ha salvado a las personas de caer en el abismo de… no saber ni quienes son ni para donde van. 

La Hotelería y el Turismo son sagrados, como lo es cualquier otra profesión y tarea que se desempeñe con dignidad, seriedad y profesionalismo

Muchas gracias por leerme. M.L.


Flag Counter

18/11/17

EL PROFESIONALISMO DEL TURISMO Y LA HOTELERIA

Cuando hablo de HOTELERIA Y TURISMO mucha gente me pregunta con una risita irreverente… -“¿hotelería en la casa y turismo y en la calle?”… y se quedan esperando mi reacción.

Ya me ha pasado tantas veces que ya no me hace “mella” que hablen así porque parece que el “deporte” preferido del ser humano es hablar. Y todavía fuera aceptable si hablaran bien, pero se encarnizan con más ahínco hablando mal.

-¿Y es que eso de HOTELERIA Y TURISMO hay que estudiarlo?... preguntan con cierta sorna.
-¿Y será que para ser médico, abogado, administrador, o ingeniero… hay que estudiar?... respondo yo.
-“Ahhh, pero es que esas son profesiones serias”… contestan con un desparpajo y una tranquilidad enormes sin darse cuenta el grado de ignorancia que están demostrando.

Hace tiempo les contestaba con risa y con rabia, pero a través de los años y con mi experiencia en la docencia, he encontrado la respuesta perfecta para cerrarles la boca.

-¿A usted le gustaría llegar a un hotel en donde la Recepcionista que lo atiende este mascando chicle y hablando por teléfono con el novio o las amigas?

-¿Le gustaría que le dieran una habitación a medio limpiar y con sabanas rotas o quemadas por el cigarrillo?; ¿que el baño a duras penas este limpio… así como por cumplir?

-¿Le gustaría llegar al restaurante y que la persona que lo va a tender, no esté afeitado, sino que esté despeinado y con un “golpe de ala”, (mal olor corporal, sobre todo debajo los brazos) y le diga en términos, -casi mordiendo las palabras-, “¿qué es lo que quiere?”

Cuando usted va a visitar un Médico, un Odontólogo, un Abogado, un Ingeniero,  lo mínimo que espera es que ese profesional, -a quien usted está consultando, lo trate muy bien y le preste atención, además de un buen servicio y le resuelva sus inquietudes… ¿no es verdad?

Bueno, lo mismo sucede con la HOTELERÍA Y EL TURISMO que en muchos países del mundo son renglón principal de la economía nacional y ha contribuido a que muchas personas tengan una fuente respetable de trabajo, colocando la imagen de la ciudad, la región o el país, en alto y en un sitio destacado de la geografía mundial.

La gran mayoría se quedan mudos y terminan por aceptar, con un movimiento de cabeza… que tengo razón.

Conceptos como: -Saber Administrar un área, -Buena atención y servicio al huésped, -conocimiento de los gustos gastronómicos del comensal, -Arreglar bien una habitación para el huésped, -Lavarle y plancharle muy bien su ropa, -Atender cualquier inquietud del cliente con calidad y servicio; son cosas que requieren de CONOCIMIENTO y PROFESIONALISMO.

Eso es lo que hace de esta labor, una tarea  importante y digna de respeto.

Por eso no acepto a médicos, ingenieros, abogados y administradores de empresa, dirigiendo un hotel.

“Zapatero a tus zapatos” dice un viejo dicho popular que, -no por ser antiguo-, ha perdido vigencia. Al contrario, en este mundo actual en que cualquiera hace muchas cosas por necesidad para comer y sostener su familia; está cada día más vigente este refrán.

Da “grima” (no encuentro otro término) ver a personas que no saben de Hotelería, pontificando e imponiendo sus conceptos ante profesionales que llevan muchos años desempeñándose en el medio.

Cualquiera se cree con derecho de dar órdenes en un hotel o restaurante; imponer disciplina y métodos de enseñanza en un instituto superior y cohonestar acciones de irrespeto, desdén, irresponsabilidad, falta de valores, irreverencia y desinterés; solo porque lo nombraron: Administrador, Gerente, Director o lo ponen a cargo de una situación que CREE poder manejar pero que cada vez que lo hace, demuestra su incapacidad y mediocridad.

-¿Se imaginan ustedes a un Médico, -por más respetable que sea-, defiendo en un estrado legal a una persona acusada de un delito?

-¿Han visto a un Abogado realizando una cirugía de corazón?

-¿Alguna vez ha sabido de un Ingeniero que dirija el protocolo de una cena a un dignatario extranjero o nacional, que esté visitando en ese momento la ciudad?

-¿Será que una Administradora de empresas, -por muy respetable y capacitada que sea-, y sepa hablar correctamente en varios idiomas,- sabe manejar un “tour turístico” por la ciudad mostrando los principales atractivos y sitios de interés?

-¿Cuándo se ha visto que un Administrador Hotelero esté haciendo una cirugía de corazón o extrayéndole un diente a un paciente?

Estas y muchas otras preguntas son las que, -ya en esta edad de mi vida-, y conociendo algo de la naturaleza humana, constantemente me hago, sin que encuentre la respuesta adecuada.

Muchas personas “con títulos” creen que TODO se puede manejar desde un escritorio.

Respeto a quienes saben y conocen su profesión a fondo, así como también exijo respeto por un Administrador del Turismo y la Hotelería  con responsabilidad y ética profesional.

Muchas gracias por leerme. M.L.


Flag Counter

3/10/17

LA IMPORTANCIA DEL TURISMO 

Aunque así no lo quieran ver algunos miopes empresarios y comerciantes que tiene el país, es bueno investigar un poco y darse cuenta que el Turismo y la Hotelería son principales fuentes de ingreso en otro países y en algunos, es el principal.

Alrededor de estas dos palabras se mueven millones de dólares, millones de personas y millones de servicios. Ni que decir del comercio que es generado por el solo hecho de llegar Turistas a un país o a una ciudad, cualquiera que esta sea.

Esto sin contar los reconocidos Destinos Turísticos que son la meta y el eje de una economía circulante y una población flotante que constantemente está generando Divisas, Empleos, Comercio, Eventos y miles de cosas más que muchos de estos “Miopes” ni se imaginan.

Es que el ignorar este hecho y hacerse el ciego ante cifras tan dicientes y desconocer el desarrollo que se genera a través del Turismo, es demostrar que su inteligencia y su visión no valen nada.

El Turismo y la Hotelería es, -tal vez-, el “movimiento” -(llamémoslo así)- más importante del mundo desde hace siglos, desde que se tiene conocimiento que le mundo existe y el hombre camina sobre la tierra.

La Evolución y el Progreso que significa para muchas regiones, ciudades y países enteros, está demostrado.

El solo hecho de moverse una persona de un sito a otro, por conocer  por negociar, ya está generando un motivo de circulación de dinero y una fase de intercambio cultural que ningún otro renglón, -llámese industrial, comercial o simplemente social- sea tan importante. Hay demostraciones comprobables de pueblos y regiones enteras que se quedaron atrasadas en el tiempo por bloquear o no querer participar en este renglón tan importante de la economía.

El Turismo no es solo viajar. Alrededor de ese concepto se manejan miles de situaciones que generan otros tantos miles de acciones que, -a su vez-, producen el incremento de capitales que, por el solo hecho de participar,  están siempre en constante desarrollo.

El Turismo mueve hoteles, hospedajes, refugios, casas de huéspedes, aviones, avionetas, helicópteros, automóviles especializados, autobuses de todo los tamaños, barcos de pequeña y gran capacidad, tiendas de todo tipo: ropa, dulces, libros, souvenires, electrónica, y miles más sin contar que la gastronomía, a través de pequeños y grandes restaurantes pasan a ser una fehaciente demostración de la evolución cultural de los pueblos y por ende, de la humanidad.

El movimiento de gente que se genera con un Acto Cultural, (Feria, Exposición, Convención, Festival, etc), Un Evento Deportivo; Una Convención de Profesionales; Estudiantes que van a otras universidades, etc. No son de ignorar. estamos hablando de cantidades importantes de personas que se mueven alrededor de estos eventos.

Millones y millones de seres humanos, de todas las clases y condiciones sociales tienen que ver con el Turismo y hacen de este su motivo principal de y para vivir.

Ignorar esto mis queridos compañeros en esta aventura que vivimos diariamente llamada VIDA, en un océano llamado HUMANIDAD, es ser tan miope y tan ciego como aquel que nace sin esta extraordinaria condición humana que muchos damos por sentada y que nos permite sobrevivir en este mundo… la visión  el criterio.

                                                             
Muchas gracias por leerme. M. L.

Flag Counter